MENÚ
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

¿Es normal que un niño haga muchos berrinches? Sicóloga experta de Uniautónoma analiza las conductas infantiles

Miércoles, 04 Marzo 2020 16:16
Valora este artículo
(1 Voto)

Muchas veces, los padres primerizos e incluso los padres que tienen más de un hijo, se han preguntado si es normal que su hijo haga berrinches y qué pueden hacer para lidiar con ello. Natalia Suárez Yepes, sicóloga magíster en Trastornos Cognitivos y de Aprendizaje, experta de la Universidad Autónoma del Caribe, explicó a fondo cómo funcionan los comportamientos infantiles y qué postura deben tomar los padres frente a los berrinches de sus hijos.

 

“En un alto porcentaje de consultas infantiles en atención primaria surgen temáticas relacionadas con problemas emocionales o conductuales. Un tema litigante son las pataletas, que son definidas como una expresión conductual intensa que se caracteriza por llantos y gritos”, afirmó Natalia, quien está cursando su primer año de Doctorado en Sicología. 

 

Según la sicóloga, las pataletas o berrinches se dividen en tres fases:

1. Estímulo: identificación de un desencadenante interno o externo.

2. Emociones afloradas: surge en respuesta al desencadenante y se caracteriza por una pérdida de control del niño y descarga explosiva de tensión.

3. Resolución: se caracteriza por una emocionalidad que comienza a disminuir y que lleva al niño a la calma. Es un periodo frágil, ya que podría volver a la fase anterior.

 

Pataleta 3.jpg

 

¿Qué deben hacer los padres?

Una técnica de manejo conductual en niños es la conocida como ‘Tiempo Fuera’. Aunque sus beneficios han sido respaldados a través de trabajos de investigación, han surgido detractores al uso de esta técnica quienes consideran que podría constituirse en una forma sistemática de abandono emocional, en especial cuando es utilizada en niños pequeños.

 

“Comúnmente los padres aplican esta técnica con los niños, llevándolo a un rincón o espacio apartado en el que el niño debe calmarse y/o “reflexionar” sobre su pataleta. Y esto resulta ser poco beneficioso”, señaló la experta.

 

En realidad, quienes deben analizar acerca de la conducta de sus hijos son los padres, es importante revisar las pautas de crianza y las estrategias que suelen utilizarse en este tipo de situaciones. “Si la pataleta está lidiándola papá y el ya trató de calmar al niño, se puso a su altura e intentó explicar con paciencia y amor lo que el niño no comprende y este siente que está perdiendo la paciencia, quien debe tomar un “tiempo fuera” es él, y pedir apoyo a mamá o algún familiar para que acompañe al niño en su pataleta”, sostuvo la sicóloga.

 

Teniendo en cuenta que lo que pueden llegar a experimentar los niños, con la utilización de la técnica del “tiempo fuera”, es abandono emocional, la sicóloga sugiere el uso de otras formas de intervención para manejar los problemas conductuales en los niños, considerando que este tipo de situaciones establecen una oportunidad de aprendizaje y acercamiento afectivo entre padres, cuidadores, educadores y niños.

 

La sicóloga aseguró que los padres no deben tomar posturas radicales, por el contrario, lo ideal es hablar con el niño, siempre con paciencia. Repetirle muchas veces lo que queremos que comprenda con amor. Los niños no son maduros cognitivamente como para comportarse como adultos, así que es el adulto quien debe tomar el control de la situación.

 

Pataleta 5.jpg

  

¿Y si le pego al niño, se trauma?

Muchas personas aseguran que evitan pegarles a sus hijos en busca de no generarles ‘traumas’. Según la experta “los sicólogos recomiendan que es mejor no pegarles a los niños, no porque esto vaya a generarles traumas como muchas personas aseguran, sino porque no es la vía correcta para que aprendan a comportarse”.

 

Natalia explicó que los niños obedecen a un fenómeno conocido como ‘Aprendizaje por Observación’, el cual, como su nombre lo indica, comprende todas las conductas, comportamientos y/o acciones que los niños aprenden porque lo observan en sus padres y/o cuidadores.

 

La sicóloga explicó esta situación con un claro ejemplo:

 

“Si tienes una hija pequeña y le enseñas implícitamente con el maltrato físico a que lo estás haciendo por su bien o por que la estás educando; ella probablemente, en un futuro, cuando establezca relaciones interpersonales considerará la violencia como una conducta habitual, ya que el padre habrá legitimado el maltrato, justificando que lo hacía por su bien. Esta es una característica recurrente que describen algunos casos de mujeres que son maltratadas", destacó la experta.

 

Pataleta 4.jpg

 

¿Cómo diferenciar una simple pataleta de un trastorno?

La experta expresó que en la etapa inicial del desarrollo, que va de los 0 a 7 años, se pueden manifestar algunas conductas que harían evidente algún trastorno del comportamiento. “Estas conductas son más serias que una simple pataleta”, acotó.

 

Cuando existe un trastorno del comportamiento, estas conductas podrían ser conductas relacionadas con un patrón de enfado, irritabilidad y actitud vengativa o desafiante y deben ser persistentes y frecuentes. “Lo ideal es revisar las pautas de crianza que hemos implementado con el niño y ser conscientes de la etapa de desarrollo en la que se encuentra para saber identificar cuáles son los comportamientos propios en esa edad”, aseveró Natalia.

 

Aclaró que si después de los 7 años el niño persiste con sus malas conductas, lo mejor es consultar con sicología clínica o neurosicología.

 

La sicóloga brindó cuatro aspectos a tener en cuenta y que pueden ser de ayuda para que padres que están lidiando con las pataletas de sus hijos puedan comprender lo que sucede:

- Las pataletas representan la pérdida de control de los niños consigo mismos, no una ganancia de control de los padres.

- Son conductas normales en la edad escolar o preescolar y caracterizan a los niños.

- La conciencia integral de los padres sobre las distintas etapas del desarrollo infantil permiten entender el por qué del desborde emocional.

- Se considera la importancia de la familia para los procesos de autorregulación emocional, el ejemplo de los padres es el aprendizaje que tienen los hijos.

 

¿Quieres aprender más acerca del Comportamiento Humano? La Universidad Autónoma del Caribe te ofrece todo esto y mucho más con su programa de Sicología. ¡Aprovecha la oportunidad de formar parte de una institución educativa de alta calidad!. VSC

Visto 1818 veces
LO MÁS LEIDO
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones